+

Introducción

Este capítulo analiza, desde un punto de vista muy práctico, las principales alternativas existentes en España a disposición del inversor extranjero para establecerse, así como los principales pasos, costes y obligaciones legales para su realización.

En cuanto a las formas de hacer negocios o establecerse en España, se analizan diversas alternativas: constitución de una sociedad; apertura de una sucursal; desarrollo de la actividad directamente por el empresario persona física, entre cuyas posibles alternativas esta Guía destaca en especial la figura del “emprendedor de responsabilidad limitada”; formación de una joint venture con otro u otros empresarios ya establecidos, adquisición de bienes inmuebles; compraventa de negocios; inversión en entidades de capital-riesgo; o acuerdos de distribución, agencia, comisión o franquicia.

Se detallan en este capítulo los pasos requeridos para llevar a cabo los siguientes tipos de inversiones:

  • Constitución de una sociedad – anónima o de responsabilidad limitada – y apertura de una sucursal en España (apartados 4 y 6).
  • Desarrollo de la actividad directamente por el empresario persona física través de la figura del “emprendedor de responsabilidad limitada” (apartado 5).
  • Adquisición de acciones/participaciones de una sociedad española ya existente (apartado 8.1).
  • Adquisición de bienes inmuebles situados en España (apartado 8.2).
  • Adquisición de negocios, mediante la compraventa o cesión global de activos y pasivos (apartado 8.3).
  • Inversión en entidades de capital-riesgo (apartado 8.4).

Por último, este capítulo contiene un epígrafe final relativo a la resolución de disputas en España, ya sea a través de procedimientos judiciales o del arbitraje, una alternativa real y eficaz para la resolución de conflictos.